Trucos y Consejos

Primeros pasos para adelgazar después de las vacaciones

Las vacaciones se han acabado. Ha llegado el momento de volver a la rutina y al orden dejando atrás los periodos de indulgencia, el descontrol y los excesos. ¿Te acuerdas  de cuando empezaste con la “operación bikini”?, ¿recuerdas todos los sacrificios que tuviste que hacer para estar estupenda durante el verano? Probablemente no porque queda muy lejos, ¿verdad? Pero, la realidad es esta: las vacaciones se han terminado y, aunque las has disfrutado, posiblemente hayas ganado algún que otro kilo.

No pasa nada. Sentirte mal ahora no te hace ningún bien. Has disfrutado de tus vacaciones y eso es lo realmente importante. Tómate este mes de septiembre como un periodo de adaptación para ponerte las pilas.

Sabemos que coger otra vez el ritmo no es fácil. La vuelta al trabajo, a los estudios, a los horarios y a las prisas es lo suficientemente estresante como para tener que preocuparte además de adelgazar.

Aquí tienes unos cuantos consejos para ir cogiendo el ritmo.

Vuelve a introducir el ejercicio en tu día a día

Si tus vacaciones han sido sedentarias, mucha hamaca y poca actividad, no empieces planteándote grandes retos para septiembre. ¿Quieres volver a ponerte en forma pero te falta la motivación necesaria? ¿Por qué no empiezas simplemente con un paseo? Ya sabes que para tener una vida saludable es recomendable hacer ejercicio moderado durante treinta minutos al día la mayoría de días de la semana.

Busca el momento para dar un paseo diario de 30 minutos. Si por un tema de horarios no te es posible dedicarle media hora seguida, hazlo en dos sesiones de 15 minutos.

Otra buena manera de coger el ritmo es subiendo por las escaleras en lugar de coger el ascensor. Si tienes que subir muchos pisos para llegar a tu destino, sube unos cuantos a pie y después coge el ascensor.

Lo importante es que te vayas poniendo en forma y  hagas ejercicio cada día para después proponerte retos más exigentes.

Paseo diario de 30 minutos (Foto de Tamara Bellis)

Duerme las horas necesarias

Durante las vacaciones mucha gente altera su ritmo de sueño, algunos durmiendo demasiado, otros durmiendo muy poco y otros a deshoras.
Dormir siete u ocho horas es importante no solo para tu salud física y mental, también lo es para controlar el peso. Escatimar horas de sueño produce alteraciones en el metabolismo.

Reduce las cantidades y come despacio

Después de haber comido todo lo que has querido durante las vacaciones, pensar ahora mismo en hacer dieta es un fastidio y probablemente no tengas muchas ganas de hacerlo.
Empieza simplemente por reducir las cantidades y evita repetir. Pequeños trucos como servir los platos en la cocina, comer despacio alargando la comida por lo menos 20 minutos para que el estómago envíe la señal de “estoy lleno” al cerebro, o tomar primero una sopa ligera o un zumo pueden ayudarte.

Te recomendamos que leas nuestros consejos para controlar el peso, te darán unas cuantas ideas.

Dile adiós a los refrescos, las cervezas y las jarras de sangría

Si te has pasado el verano abusando de los refrescos, las cervezas, las sangrías y las caipiriñas, ha llegado el momento de ponerle freno.
Tu cuerpo necesita agua para procesar las calorías. Además, reduciendo o eliminando por completo los refrescos que tomas durante el día puedes reducir notablemente la cantidad de calorías que ingieres. No hay manera más sencilla de perder peso.

Olvídate de las cervezas y los refrescos si quieres perder peso (Foto de Josh Duncan)

Redescubre el placer de comer saludablemente

Vuelve a disfrutar de las ensaladas, los platos de verduras, las frutas y el pan integral. Una buena manera de comer las cinco raciones diarias de frutas y hortalizas es haciendo deliciosos zumos con ellas. Si necesitas algunas ideas, mira estas recetas.

Reduce el consumo de dulces, embutidos y de todos aquellos platos que lleven un exceso de grasa.

Si lo que quieres es un poco de ayuda para acelerar tu metabolismo, échale un vistazo a nuestras once formas de acelerar el metabolismo.

No caigas en la tentación de coger atajos

Puede que pienses que una dieta de choque es la solución a tus problemas, pero a largo plazo no es la mejor estrategia a seguir.
Seguro que puedes perder esos kilos que has ganado durante las vacaciones si vuelves a comer con moderación y haces ejercicio con regularidad.
Recuerda que las dietas para bajar de peso rápidamente pueden convertirse en una pesadilla.

Esperamos que estos pequeños consejos te ayuden a cargar las pilas durante este mes de septiembre y sirvan para motivarte a avanzar paso a paso hacia tu objetivo de perder peso.

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.