Productos Para Adelgazar

¿Qué es un inhibidor del apetito y cómo puede ayudarte a perder peso?

No es ningún secreto que comer más de lo que tu cuerpo necesita, especialmente alimentos altamente calóricos pero con pocos nutriente, te hace ganar peso. Seguramente piensas que si no tuvieras siempre tanta hambre no tendrías necesidad de repetir, ni te comerías dos postres, ni te pondrías esas cantidades exageradas de comida. Si consiguieras controlar tu apetito todo iría mucho mejor y ahí es donde juegan un papel importante los inhibidores del apetito.

En este blog ya hemos hablado en otras ocasiones sobre el complejo sistema de control del apetito y cómo puedes conseguir sentirte saciada sin ingerir calorías de más. Ahora le toca el turno a las pastillas para no tener hambre, también conocidas como inhibidores, reductores o supresores del apetito. Veremos qué son y los ingredientes utilizados comúnmente en su fabricación.

¿Qué es un inhibidor del apetito?

La principal función de un inhibidor del apetito es la de imitar la sensación de saciedad en el estómago para que de esta forma te sientas llena y no tengas necesidad de seguir comiendo.

Después  de comer, especialmente después de comer carbohidratos y derivados lácteos, el cerebro segrega serotonina y otros neurotransmisores que determinan si nos sentimos o no saciados y que además tienen un efecto relajante. Unos niveles bajos de serotonina pueden hacer que la gente tenga ansias por comer al tiempo que se sienten deprimidos. En esta situación, comer alimentos ricos en carbohidratos hace aumentar los niveles de serotonina y además actúan como antidepresivos.

Un inhibidor del apetito actúa aumentando los niveles de serotonina en el cerebro. La serotonina es la hormona responsable de controlar los estados de ánimo y el apetito. De esta manera un reductor del apetito consigue engañar al cerebro haciéndole creer que el estómago ya está lleno. El hecho de sentirte saciada puede hacer que reduzcas considerablemente el número de calorías que ingieres diariamente y esto puede ayudarte a bajar de peso.

La mayoría de inhibidores del apetito son naturales y suelen llevar extractos de hierbas o algún tipo de planta. También hay algunos reductores del apetito que solo pueden obtenerse con receta médica y suelen recetarse a personas obesas o con excesivo sobrepeso, normalmente pacientes con un Índice de Masa Corporal (IMC) de más de 30 kg/m2.

Los supresores del apetito están diseñados para ayudarte a combatir los antojos, potenciar niveles normales de apetito y ayudarte a perder peso más rápido. Muchos productos quemagrasa contienen también algún tipo de componente destinado a reducir el apetito.

Principales componentes de los inhibidores del apetito

Vamos a ver con más detalle los diferentes componentes que podemos encontrar en los inhibidores del apetito más populares del mercado.

Estos componentes suelen ser: el guaraná, la cafeína, el zinc, el cromo, la cáscara de psyllium, la caralluma fimbriata, el ácido hidroxicítrico (AHC), 5-HTP, el glucomanano, el hoodia gordonii y el mango africano.

Guaraná

El guaraná destaca por su elevado contenido en cafeína (entre 3-8%). Mucha más cafeína que el café que solo contiene entre 1 y 2%. El guaraná contiene además taninos, saponinas y flavonoides que retrasan la absorción de la cafeína evitando subidas bruscas de cafeína y el nerviosismo. Es un anorexígeno o inhibidor del apetito (del griego “an”= sin “orexis”=apetito) y tiene poder quemagrasas. Estimula el sistema nervioso haciendo que aumente la segregación de adrenalina encargada del metabolismo de las grasas y tiene propiedades diuréticas.

El guaraná está contraindicado durante el embarazo o la lactancia, para personas que toman algún tipo de medicación, tienen patologías cardíacas, alteraciones nerviosas, migrañas, gastritis, hipotiroidismo, entre otros.

Como posibles efectos secundarios hay que destacar el insomnio, el nerviosismo, los vómitos y las náuseas.

Cafeína

La cafeína se encuentra en muchas bebidas (café, té, refrescos, bebidas energéticas) y también formando parte de la composición de numerosas pastillas para inhibir el apetito.

Al regular la serotonina y otros neurotransmisores, la cafeína  contribuye a la inhibición del apetito y puede hacer que tus ganas de comer se vean disminuidas durante un breve periodo de tiempo. Ten en cuenta que la cafeína es un estimulante y que tomada en grandes cantidades puede causar, entre otras cosas, insomnio, nerviosismo y vómitos.

Un popular inhibidor del apetito que utiliza cafeína es Phen375. Puedes leer más sobre este potente quemagrasa y reductor del apetito en nuestro artículo: Phen375 – Posiblemente la mejor alternativa natural a la fentermina.

Zinc

Algunos estudios han demostrado que las comidas ricas en zinc y tomar suplementos de zinc hacen aumentar los niveles de leptina en la sangre. Los niveles altos de leptina se asocian a la pérdida de peso y a la reducción del apetito. La deficiencia de zinc está asociada a niveles bajos de leptina y consecuentemente a una preferencia por comer alimentos ricos en grasa.

Cromo

El cromo es un mineral que juega un papel muy importante en la producción y utilización correcta de la insulina. Este vínculo es el que hace que el cromo actúe sobre el control del apetito, especialmente sobre el deseo de comer alimentos dulces. Según los expertos, cuando la secreción de insulina es pobre puede llevar a una reducción de los niveles de energía y, por tanto, al deseo de comer cosas dulces.

El cromo ayuda a estabilizar los niveles de azúcar en sangre, controlar el apetito y acelerar el metabolismo.

Cáscara de psyllium (psilio)

El psyllium es una hierba de la que normalmente se utiliza la semilla y la cáscara para hacer medicamentos. La cáscara de psilio tiene numerosos beneficios pero la razón por la que aparece en esta lista es solo una. El psyllium absorbe líquido y gracias a  eso puede hacer que te sientas llena ayudándote a controlar la cantidad de comida que comes.

Una de sus ventajas es que reduce el apetito sin sobreestimular el sistema nervioso.

Algunos estudios sugieren que la fibra como el psilio puede ayudarte a mantener un equilibrio glucémico saludable. Cada 100 gramos de psyllium proporciona 71 gramos de fibra soluble, lo que es una cantidad considerable teniendo en cuenta que la misma cantidad de salvado de avena aporta solo unos 5 gramos de fibra.

Caralluma Fimbriata

Es una planta suculenta tipo cactus originaria de la India. Las tribus indias acostumbraban a masticar trozos de caralluma para no tener hambre mientras realizaban largas jornadas de caza. Actualmente se utiliza extracto de esta planta en productos para reducir el apetito.

Ácido hidroxicítrico (AHC)

Lee nuestro artículo sobre Garcinia Cambogia – Haz clic en la imagen

El AHC se encuentra en una gran variedad de plantas tropicales, entre ellas la Garcinia Cambogia y el Hibiscus sabdariffa.

Funciona inhibiendo la enzima ATP-citrato liasa que es la responsable de convertir los hidratos de carbono en grasas y de producir colesterol. Al bloquear esta transformación provoca que se llenen otros depósitos de energía del cuerpo. Cuando estos depósitos están llenos se envía una señal de saciedad al cerebro.

5 HTP

Algunos alimentos ricos en proteína tienen un aminoácido esencial llamado L-triptófano (LT) y cuando se metaboliza en nuestro cuerpo se obtiene una sustancia llamada 5-hidroxitriptófano (5-HTP). Comercialmente, el 5 HTP se obtiene a partir de las semillas de una planta africana llamada Griffonia Simplicifolia.

Entre otras cosas, el 5-HTP se utiliza para tratar los trastornos del sueño, la depresión y las migrañas y para evitar una ingestión excesiva de alimentos.

Funciona incrementando la producción de serotonina que afecta al sueño, el apetito, la temperatura y la sensación de dolor. Algunos estudios parecen indicar que el 5HTP puede ayudar a reducir el apetito, la ingestión de calorías y el peso en personas obesas.

Glucomanano

El glucomanano es una fibra dietética que algunas civilizaciones orientales llevan utilizando desde hace años.

Se trata de una fibra muy soluble que se obtiene de los tubérculos de una planta del este asiático llamada Amorphophallus Konjac. Posee una capacidad excepcional para captar agua formando soluciones muy viscosas y produce sensación de saciedad.

Hoodia

Hoodia gordonii es un cactus utilizado por los bosquimanos del desierto Kalahari para calmar el hambre y la sed mientras realizan largas cacerías. Si quieres más información puedes leer nuestro artículo Hoodia gordonii – Uno de los mejores inhibidores del apetito.

hoodia inhibidor del apetito
Haz clic en la imagen para saber más sobre Hoodia gordonii

Mango africano o Irvingia Gabonensis

El Irvingia Gabonensis es un árbol originario de África cuya fruta es muy parecida al mango. Las semillas de esta fruta son utilizadas para hacer medicamentos. Para elaborar los inhibidores del apetito, se utiliza el extracto de las semillas de mango africano.

Algunos estudios sugieren que las semillas de Irvingia Gabonensis pueden afectar a las células de grasa reduciendo el crecimiento de las células grasas e incrementando la descomposición de las grasas. Si quieres saber más sobre el mango africano, lee nuestro artículo ¿Para qué sirve el mango africano?.

Estos son algunos de los ingredientes principales que puedes encontrar en las pastillas para quitar el hambre. Evidentemente no todos ellos están incluidos en un mismo producto, aunque algunos inhibidores del apetito sí pueden contener varios de ellos. A la hora de decidir qué supresor del apetito es mejor para ti, siempre es una buena idea empezar por leer las etiquetas de las pastillas y ver de qué están hechas. A partir de ahí debes decantarte por las pastillas que se ajusten más a tus necesidades.

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.